Maduro en su laberinto

Representacion-Venezuela-Nicolas-Twitter-Fernando_NACIMA20160115_0069_19Nicolás Maduro es un desasastre total. Nadie le inspira ya. No podía ser de otra forma:el iluminado Hugo Chávez debía elegir un gran segundón y no podía ser otro que Maduro. El candidato ideal para culminar la opereta, la última estrofa e esa gran estafa que suele ser el populismo, revolución de cartón piedra que siempre destruye mucho más que lo que promete edificar. Venezuela vive ahora su hora límite en punto de ebullición, una bomba a punto de estallar. Y Maduro está hecho un lío, sumergido en su laberinto. El suyo propio, no el de su pueblo que en el fondo le importa muy poco. Le importa mucho más su particular circunstancia, incluso penal, y evitar terminar en el banquillo de los acusados. Venezuela espera.

Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *