Rajoy y la levedad de lo previsible

rajoy-previsibleEstamos en un escenario político, tal y como quedó retratado en el último intento de investidura, en el que un Pedro Sánchez convertido en gran símbolo de la política tomada como rehén de factores personales (no será él ni el primero ni el último que lo haga) nos dibuja en su discurso previsible un país de trabajadores agotados en jornadas extenuantes enmarcadas en contratos mínimos, mientras que un Mariano Rajoy no menos obcecado en su deseo de permanencia relata que ha subido dos puntos el índice de estabilidad en el empleo. La realidad, más allá de las sombras chinescas parlamentarias con la que todos de una u otra forma nos intentan convencer de lo suyo,  es  que España es desde el estallido de la crisis hace ya más de un lustro un país de condiciones laborales a la baja y clases medias menguantes. La realidad es también que la política de recortes comenzó con José Luis Rodríguez  Zapatero, en aquella sesión parlamentaria de mayo de 2010, en la que finiquito el sueño socialdemócrata de la abundancia repartida. La realidad es, en fin, que a día de hoy no hay ningún gobierno socialdemócrata en la UE que tengan una clara voluntad de hacer algo distinto. Seguramente Pedro Sánchez lo sabe y lo asume por más que quiera fundamentar su rotundo NO en cuestiones ideológicas. Sigue Leyendo……