Libertad sin prejuicio o sobre los buses que están que arden

IMAGENHemos estado durante todos estos días pasados dándole vueltas a un autobús que finalmente no circuló todo cuanto quiso por las calles de Madrid. Fletado por  Hazte Oír, organización que pretende ser católica (incluso ultracatólica) y que se hizo famosa aquí a finales de 2016 cuando intentó introducir en los colegios de Castilla-La Mancha un texto destinado a los alumnos en los que se ponía en cuestión la llamada ideología de genero, siempre ,claro, bajo los particulares postulados que rigen esta asociación. Ahora han intentado llamar la atención en Madrid con una campaña burda con la que finalmente solamente han conseguido que salgan a la palestra los facilones chistes homófonos de la España más estomacalmente populista y panderetona. Pero la campaña ha puesto también en cuestión los límites de la libertad de expresión, y no es lo mismo querer penetrar en el corazón del sistema educativo, como ocurrió con la guía escolar en Castilla-La Mancha, que pretender que un autobús de unas vueltas por la ciudad llamando la atención, bien para despertar la indignación o la aprobación de los viandantes, porque afortunadamente a los niños sería a los que les pasaría más desapercibido. Sigue Leyendo……