Independentismo: Golpe a golpe

IMAGENEl independentismo catalán es tan cansino como impertinente,  un eterno tira-afloja que persigue matar al contrario por agotamiento, pero ahora nos han echado un órdago, incluyendo declaraciones de independencia tan  solemnes como infértiles destinadas a complacer al auditorio, mantener alta la tensión y buscar una posición ventajosa en una futura negociación con el Estado.

Declaraciones que no se terminan de concretar y de cerrar, que se posponen siempre un poquito más. Quieren convertir al Parlament en una bullanguera asamblea populista para enviar desde allí sus consignas y sus proclamas, y luego encerrarse dentro como si aquello, que ellos mismos han pisoteado, fuera un recinto sagrado.  Saben que hoy por hoy no hay independencia posible, aunque piensan que hoy está más cerca que ayer y menos que mañana. De eso se trata para ellos: DUI a plazos, golpe a golpe.

Al final lo que quieren es ejercer una presión agotadora en la calle y las instituciones para conseguir en el corto plazo el reconocimiento del derecho a decidir, es decir, un referéndum legal y pactado que se repetiría cada X años hasta conseguir el resultado deseado. Al paso, se subirían a ese carro el País Vasco y otras regiones después. Salvo que lo que ocurrió el pasado domingo en Barcelona, y antes en otras ciudades españolas, se convierta en el espíritu que ponga a los independentismos en retroceso y los coloque en el baúl de los utensilios inservibles por reaccionarios. Sigue Leyendo……

Paco Frutos y la izquierda que no ha sido

IMAGENNo es frecuente que en España una persona nítidamente de izquierdas critique con dureza y con bravura el gran montaje del independentismo.  Utilizo el concepto “nítida” para aludir y clasificar a esa izquierda a la que el devenir socialdemócrata del socialismo moderado le parece suave y flojo, y, por otra parte, juzga que el populismo confuso de Podemos no es más que una excrecencia indeseable que terminará por infectar todo el  tejido.

Pero Paco Frutos, exsecretario general del PCE,  reivindicó esa izquierda casi inédita en España en la manifestación de Barcelona en defensa de la unidad y la solidaridad entre los españoles. El caso puede ser una simple anécdota u otro síntoma más de que en nuestro país  balbucea de vez en cuando esa izquierda que nunca ha pasado de ser un embrión, una especie de verso suelto en una sinfonía incompleta. Sigue Leyendo……

Reaccionarios

IMAGENHe estado unas semanas fuera de España, algo que he agradecido enormemente en este momento porque me ha permitido distanciarme y ver en perspectiva adecuada lo que sucede estos días en nuestro país. Sobre todo colocar las cosas en su lugar sin enredarme en el juego de sombras chinescas que nos envuelve y atenaza, juego macabro en el que nada es lo que parece ni nadie parece aquello que representa, de tal manera que estamos inmersos en una atmosfera donde lo más carcundioso, reaccionario y anacrónico que tenemos en el panorama político, es decir, el independentismo catalán, pasa por ser lo moderno, y hasta “lo cool” para algunos jóvenes que, iPhone en ristre, están, en realidad, faltos de patrias claras y abiertas que les brinden un cierto cobijo y perspectivas de futuro dignas.

Piensan, ingenuos, que el independentismo catalán, que es la mayor falsedad mejor envuelta de los últimos años, es algo distinto a la ingente tapadera histórica ideada por una burguesía catalana en gran medida antisocial e insolidaria. Sigue Leyendo……

Soraya o el enamoramiento de Cataluña

soayaA Cataluña hay que amarla y además hay que entenderla. El catalán es ante todo un pueblo sentimental, y eso es algo que pierden de vista con mucha facilidad algunos españoles del resto de España que piensan que todo allí se reduce exclusivamente a los asuntos relacionados con la “pela”Seguramente la mayoría de los españoles queremos que Cataluña se sienta parte de proyecto común que une históricamente con intensidad a todos los pueblos que ocupan la piel de toro, pero hoy estamos muy lejos de ello. Más allá de realidades históricas incuestionables (en este caso la nación española), el sentimiento no cuaja hoy por hoy entre una amplia mayoría de catalanes.El TC acaba de dictaminar que el referéndum independentista es ilegal, como no cabía esperar otra cosa. Al tiempo, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, coloca despacho en Barcelona, en la Delegación del Gobierno presidida por Enric Millo. Sigue Leyendo……