Soraya o el enamoramiento de Cataluña

soayaA Cataluña hay que amarla y además hay que entenderla. El catalán es ante todo un pueblo sentimental, y eso es algo que pierden de vista con mucha facilidad algunos españoles del resto de España que piensan que todo allí se reduce exclusivamente a los asuntos relacionados con la “pela”Seguramente la mayoría de los españoles queremos que Cataluña se sienta parte de proyecto común que une históricamente con intensidad a todos los pueblos que ocupan la piel de toro, pero hoy estamos muy lejos de ello. Más allá de realidades históricas incuestionables (en este caso la nación española), el sentimiento no cuaja hoy por hoy entre una amplia mayoría de catalanes.El TC acaba de dictaminar que el referéndum independentista es ilegal, como no cabía esperar otra cosa. Al tiempo, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, coloca despacho en Barcelona, en la Delegación del Gobierno presidida por Enric Millo. Sigue Leyendo……