Donald Trump y el populismo con olor a naftalina

imagenQue el mundo entra en un período convulso es evidente ya de forma nítida tras la victoria de Donald Trump en las elecciones de EEUU. Si ha conseguido llegar a la Casa Blanca el magnate inmobiliario con su muy poco disimulado machismo y sus declaraciones despreciativas hacia los mexicanos es porque lo otro, “lo oficial”, el discurso institucional de EEUU, está débil y averiado.No deja de ser curioso: Trump gana las elecciones cuando nos deja Leonard Cohen. Este, maestro de todas las sensibilidades. Transversal a fuerza de profundo. El presidente electo, oportunista, superficial, una trampa en rubio platino. Sigue Leyendo……